Arquivada denuncia contra o fiscal de Lugo


Redacción.-

A sala do Civil e do Penal do Tribunal Superior de Xustiza Galicia vén de arquivar a denuncia contra o fiscal xefe de Lugo que presentara a titular do xulgado de instrucción número 2 de Lugo, acusándoo do delito de revelación de secretos nas dilixencias, declaradas secretas, do sumario da coñecida como "operación Pokemon" que instruía o xulgado número 1 de Lugo.

Para o mundo do xornalismo, é unha boa noticia que a decisión dun alto tribunal poña os marcos entre o que son as precaución necesarias para desenvolver unha investigación e o dereito a recoller e difuncir información. Sobre todo nestes tempos en que todo apunta a que ese dereito á liberdade de prensa vai ser constreñido de forma importante.

O auto do TSXG lembra que o Estatuto do Ministerio Fiscal establece a abriga aos fiscal de "informar a la opinión pública de los acontecimientos que se produzcan, siempre en el ámbito de su competencia y con respeto al sumario" e logoasegura textualmente, baseándose na doutrina do Tribunal Constitucional que "Si bien nadie discute que, la fase sumarial o de investigación por medio de las Diligencias Previas, puede tener aspectos concretos salvaguardados por el secreto[...] El secreto del sumario no quiere decir ni significa, en modo alguno, que uno o varios elementos de la realidad social sean arrebatados a la libertad de Información, en el doble sentido de derecho a informarse y derecho a informar, con el único argumento de que sobre aquellos elementos están en curso unas determinadas dilígencias sumariales".

"En síntesis lo que debe ser resguardado es todo aquello que pueda perjudicar el éxito de la investigación o afectar a la intimidad o seguridad de las personas inmersas en un proceso penal. Por el contrario existen noticias que difícilmente pueden ser sustraídas a .la información pública como las relativas a la detención y puesta a disposición judicial de una determinada persona. No es lo mismo publicar el dato relativo a la implicación de una persona en los hechos que están siendo investigados que dar detalles precisos de sus declaraciones o de las pruebas existentes en su contra", asegura outra parágrafo.

En realidade, a acusación feita ao ministerio público (que, dado que non podía referirse á institución, o Tribunal Superior entendeu que se refería ao seu responsable) facía referencia á unhas declaracións que un portavoz da fiscalía fixo á axencia EFE confirmando unha información que xa publicara o diario El Progreso. O auto tamén fai fincapé en que non pode haber revelación de secretos de algo que xa está nos kioscos.

12/06/2013

0 comentários :

Danos a túa opinión